lunes, 29 de septiembre de 2008

Nuevas tecnologias y conciliacion laboral ¿cuando?

teletrabajo mujeres
Nos encontramos en pleno siglo XXI, en pleno siglo de la revolución tecnólogica y la extensión de internet a todos los ámbitos de la vida, sin embargo, esta revolución tecnológica no ha sido aún suficiente para ayudar al progreso (al menos no en la medida esperada) en cuanto a conciliación laboral de la mujer se refiere.

Así es, las nuevas tecnologías permiten estar conectado en cualquier lugar, en cualquier momento y con quién queramos, sin embargo, la aplicación de esto en las empresas y más concretamente en el ámbito de la conciliación laboral deja mucho que desear.

¿por que no puede una mujer con dos niños teletrabajar en cualquier empresa? ¿que diferencia hay para un jefe en que ella este 3 despachos a la izquierda o que ella este a 10 km, en su casa, pero dentro del despacho de su jefe mediante videoconferencia?

Está claro que la tecnología ya permitiría a la mujer estar en su casa y adaptar mejor sus horarios y tiempos de trabajo a su maternidad, hay multitud de estudios que además informan de un notable aumento de la productividad en la mujer que trabaja desde casa, sin embargo,

¿que barreras quedan por romper para que el teletrabajo sea algo más frecuente?

Sin duda, la auténtica barrera es la psicológica, se tiende a pensar que una persona en su casa no es capaz de rendir igual que en su puesto de trabajo, algo que tiene más que nada que ver con la organización personal y responsabilidad de cada uno. En cualquier caso, la valoración del desempeño y resultados de un empleado se podría hacer de igual modo.

Las ventajas son multiples, el empleado será más feliz si evita una hora de atasco cada mañana, si puede llevar y recoger a sus hijos en el colegio cercano a su domicilio sin romperse la cabeza ni tener que asumir gastos extras. Las empresas ahorrarían numerosos costes, aún asumiendo que pagaran al empleado algunos elementos cómo calefacción, luz o conexión a internet.

En resumen, es largo y duro el camino por recorrer, aunque algunas grandes empresas cómo Iberdrola están iniciando pruebas en este sentido y es digno de ser aplaudido.

Esperemos que las empresas, directivos y directivas, se adapten a su tiempo y colaboren de forma activa a la compaginación de la vida laboral y familiar de las mujeres mediante el uso de las nuevas tecnologías, internet, móvil, etc.


No hay comentarios: